Pilar Rubio, Rafael Nadal o Belén Esteban: 6 despedidas de soltero de famosos

Si las bodas de famosos suelen ser lujosas, imagínate cómo son sus despedidas. En Despedidas Noche y Día hemos podido conocer cómo fueron las de una serie de famosos: desde Pilar Rubio o Belén Esteban, hasta el tenista Rafael Nadal o el hijo de Isabel Pantoja, Kiko Rivera. Grandes viajes, fiestas, discotecas de renombre y alguna que otra sorpresa.

Así fue la despedida de soltero de Rafael Nadal

El tenista Rafael Nadal contrajo matrimonio con Mery Perelló el 19 de octubre del pasado año. Ese día sellaron sus 15 años de amor ante 500 invitados en la fortaleza de Albercutx (Mallorca). Pero antes de tamaña celebración, la pareja organizó las respectivas despedidas de soltero.

Fue el 12 de octubre cuando Rafael Nadal organizó su despedida, muy poco antes de la boda. Así, tal y como cuentan desde la revista Lecturas, Nadal se rodeó de una decena de amigos en Mallorca. Comenzaron con un aperitivo para pasar a una distendida comida. Poco después el grupo con el que iba el tenista se desplazó hasta la discoteca Social Club, donde disfrutaron de una improvisada fiesta. Allí estuvieron bailando hasta la madrugada.

Pilar Rubio: una despedida de soltera en su chalet

La colaboradora de El Hormiguero y mujer de Sergio Ramos organizó una despedida de soltero muy casera. Así, como publicaba la prensa del corazón en su momento, Pilar Rubio tuvo una ‘tarde de chicas’ en su chalet de El Escorial. La vivienda, claro, cuenta con piscina y está en mitad del monte, lo que facilita la organización.

En las redes sociales trascendieron una serie de fotografías de algunas de las invitadas bañándose…¡con la ropa puesta! No sabemos si fue por el frío o por la euforia propia de una celebración de estas características.

Por lo demás, no faltó la música rock; y entre las -pocas- invitadas, la mujer del hermano de Sergio Ramos, René, y algunas de las mejores amigas de Pilar Rubio.

Belén Esteban en Ibiza con sus compañeras de Sálvame

Quiso mantenerla en secreta pero, claro, siendo una colaboradora de Sálvame y habiendo invitado a multitud de invitados de dicho programa, no lo consiguió.

Belén Esteban tuvo una despedida de soltera calificada como ‘idílica’ por la prensa del corazón. Fue en Ibiza, en el hotel Hard Rock; y al volver a España, otra fiesta organizada por sus compañeras. Pese a la desilusión de Belén Esteban por no haber podido mantener en secreto su fiesta, quedó muy contenta con ambas despedidas de soltera.

Laura Escanes en el Hotel Hard Rock

A punto de casarse con el presentador Risto Mejide, Laura Escanes celebró su despedida de soltera en Ibiza. Lo de la isla fue algo imprevisto, ya que, según reconoció, fue ‘secuestrada’ por sus amigas. La llevaron un viernes al aeropuerto de El Prat, en Barcelona, con los ojos vendados. ¿Destino? Ibiza, donde le esperaban dos suites en el Hotel Hard Rock Café. Un secuestro bastante agradable, ¿no?

Cuenta la prensa del corazón que entre los planes que habían preparado para ella había regalos como una gorra blanca en la que se leía ‘Bride’ (novia, en inglés) y una comida en el espectacular hotel, seguida de una tarde en la playa. Para acabar la jornada, se trasladaron al restaurante Tatel Ibiza, propiedad de Enrique Iglesias, Rafa Nadal y Pau Gasol.

Kim Kardashian en París

Dos días antes de su boda con el rapero Kanye West en Florencia, Kim Kardashian celebró su boda en París. Allí, organizó una glamurosa cena en el Hotel Costes, donde fue su familia, por lo que parece, al completo. Su madre y sus hermanas, Khloe y Kilie fueron algunas de las testigos de la despedida.

Y, además, Kanye West le dio otra sorpresa al asistir a la cena. Al final, de vuelta a Florencia jet privado incluido. Un despliegue al alcance de muy pocos.

Los detalles de la despedida de soltero de George Clooney

En el Restaurante Ivo, en Venecia, George Clooney improvisó su despedida de soltero. Fue un festín con 5 platos y 3 postres para cada uno en el que participaron diversos personajes de Hollywood como el marido de Cindy Crawford o Randy Gerber.

Tal y como afirma la revista Lecturas, «El menú constó de: antipasto italiano, pasta con trufas, risotto de setas (del que George se tomó dos raciones); y, de postre, fresas con vinagre, zabaglione (un postre hecho a base de yemas de huevo, azúcar y vino marsala), y para rematar todo, helado de menta y chocolate.